A quien se dirige

A quién va dirigido el certificado de calidad ApTO y qué aporta a las empresas de la construcción

El certificado ApTO, Aptitud Técnica en laObra, va dirigido a empresas del ámbito de la construcción que desean aumentar su competitividad en base a generar una mayor confianza a sus clientes y una mayor eficiencia productiva.

En particular el certificado de calidad ApTO es apropiado para las instaladoras o ejecutoras directas de obra que deseen asegurarse la correcta ejecución de la obra de su especialidad o de la aplicación de un determinado producto.

La certificación ApTO resulta también apropiada para la cualificación de las empresas instaladoras o colocadoras de un fabricante o distribuidor de un producto, cuya instalación o montaje requiera una determinada metodología y profesionalidad.

En definitiva la Declaración ApTO tiene como destinatario aquellas empresas del ámbito de la construcción que:

  • Realicen una actividad cuya correcta ejecución requiera el cumplimiento de unas determinadas especificaciones técnicas.
  • Dispongan de la organización, la metodología y los recursos adecuados para satisfacer los requisitos especificados, incluyendo los requisitos legales y reglamentarios que le sean de aplicación.
  • Deseen generar la confianza del cliente en base a asumir el cumplimiento del compromiso y la garantía pactados, y atender las reclamaciones justas.
  • Deseen mejorar la eficacia y eficiencia de su organización, para asegurar la competencia en su actuación y la competitividad en su sector.

Efectivamente la certificación ApTO les tiene que aportar, entre otras cosas, una triple ventaja competitiva:

  • Ajustar el funcionamiento de la empresa para conseguir la correcta ejecución de su actividad con el aprovechamiento óptimo de los recursos y, por consiguiente, a un coste más competitivo.
  • Generar confianza en el constructor y en la dirección de la obra respecto al conocimiento de los requisitos legales y reglamentarios (incluidos los del CTE) que le son de aplicación en su actividad y de cómo cumplirlos.
  • Marcar la diferencia respecto a sus competidores con un distintivo de calidad a nivel estatal, la publicación y vinculación de la empresa en nuestra web, y su difusión en nuestros medios de comunicación, potenciando así su reconocimiento técnico y su penetración en el mercado.