En los últimos años, existe en el ámbito de la seguridad contra incendios una creciente preocupación por los incendios ocurridos en edificios que han tenido, como factor principal de desarrollo, el fenómeno de propagación del fuego por fachada. Se trata de un fenómeno surgido en las últimas décadas, principalmente por la evolución tecnológica de los sistemas constructivos y los materiales empleados en las soluciones de fachada con el objetivo de afrontar las necesidades de ahorro energético. Estos nuevos diseños para las envolventes de los edificios pueden entrañar, como se está observando en los últimos tiempos, riesgos añadidos en cuanto a la seguridad contra incendios, especialmente en edificios de gran altura. El caso más conocido y dramático es el de la torre Grenfell de Londres en 2017, aunque se vienen produciendo incendios de esta tipología desde los años 90. La propagación del fuego por fachada presenta ciertas particularidades que conviene considerar: rompe la sectorización por el exterior del edificio, saltando de una planta a otra, y lo puede hacer además a una enorme velocidad.

En este contexto, el ITeC participó en el congreso que se celebró en París del 25 al 27 de septiembre pasado, el 3er Simposio Internacional Fire Safety of Façades, en el que participaron 160 asistentes procedentes de 27 países distintos. Es un congreso trienal de carácter marcadamente científico, en el que muchos de los trabajos presentados son fruto de investigación en el ámbito universitario, con la participación de las instituciones más destacadas en este ámbito. También de entidades como Efectis, NFPA o RISE, o representantes de la industria, entre otros: en total se expusieron 24 presentaciones y 14 posters, además de la realización de una mesa redonda y dos workshops para el debate abierto.

Las temáticas principales se ordenaron en 6 bloques: Comportamiento frente al fuego de materiales y sistemas de fachada, Ensayos a escala real y propagación del fuego, Ensayos de fachada y métodos de evaluación, Modelado y simulación numérica y casos de estudio, y Gestión del riesgo y reglamentación. Cabe destacar los estudios realizados sobre sistemas constructivos de madera o con productos de base biológica, así como los efectos y limitaciones de los retardantes al fuego. Se trata de soluciones que están ganando una importante presencia en el parque edificatorio.

También tuvieron un peso reseñable todos los trabajos de simulación computacional, ámbito en el que se está realizando un gran esfuerzo. Efectis presentó la reconstrucción del incendio de Grenfell. Había costado más de un año y múltiples ensayos parciales a pequeña escala conseguir un modelo numérico que se ajustara a lo acontecido en la realidad. Parece lejano aún el día en que la simulación pueda prever el desarrollo de un incendio y el comportamiento global de una construcción. Es una herramienta compleja para una ciencia con tal multiplicidad de factores interrelacionados, algunos de difícil parametrización y con la dificultad añadida que supone la resolución de problemas en tan diferentes escalas (desde la reacción química, hasta el comportamiento estructural de un edificio). Sin embargo, todos estos estudios de investigación sí arrojan cierta luz y amplían el conocimiento necesario para un uso modesto de la simulación en situaciones acotadas, como por ejemplo la evaluación de un parámetro aislado en un entorno con los límites definidos (en otras palabras, por ejemplo, el análisis del efecto de un incremento en el espesor de aislamiento combustible, a partir de los resultados de un ensayo).

La evaluación, sea mediante simulación u otros medios, cobra gran relevancia en el ámbito de la seguridad contra incendios en fachada ya que los ensayos a escala real son muy costosos y complejos, por lo que, aun en el caso de que un sistema se haya ensayado satisfactoriamente, qué sucede con todo el abanico de variantes de diseño e instalación. Es inimaginable pretender ensayarlo todo. La definición del campo de aplicación de los resultados de ensayo (esto es, variaciones permitidas sobre la muestra ensayada para las que se mantiene el resultado obtenido) es pues vital, pero no está desarrollado a nivel normativo. Y tardará en estarlo. De hecho, aún no existe un método europeo armonizado de ensayo a escala real. La semana anterior al congreso en París, la Comisión Europea había lanzado la convocatoria de un concurso para formar el consorcio que elabore la metodología de ensayo.

Por último, de entre los temas tratados, también muy interesantes desde la perspectiva de la evaluación fueron los estudios que profundizaban en las correlaciones entre ensayos a pequeña escala (o ensayos indirectos) y el comportamiento en los ensayos a escala real, lo que puede ser de gran utilidad en la evaluación y definición del campo de aplicación.

En el ITeC estamos trabajando para ofrecer herramientas de evaluación a los fabricantes que permitan extraer la máxima información acerca del comportamiento de los sistemas de fachada ensayados a escala real, es decir, adquirir las evidencias necesarias para la determinación del campo de aplicación de los resultados.

Queda mucho camino por recorrer y conocimento por ampliar, serán necesarios unos cuantos congresos más para aprender lo necesario a fin de afrontar con garantías un fenómeno tan particular y virulento como puede ser la propagación de un incendio por fachada. Pero ya se ha generado una serie de consensos. Como por ejemplo que la característica de reacción al fuego sirve para reglamentar en el ámbito de fachada, pero sólo hasta cierto punto (se explica en este artículo anterior). Para entender realmente el comportamiento de las fachadas, así como para constatar si las medidas de protección son efectivas, es necesaria la evaluación del sistema en su conjunto y los ensayos a escala real. También, que se trata de una problemática inevitablemente ligada a la tipología constructiva instalada (no es el mismo fenómeno si se desarrolla en un muro cortina, una fachada ventilada o un SATE), por lo que las reglamentaciones, o guías de diseño, deben establecer los requisitos de material, diseño y protección en función de los sistemas constructivos y con un alto grado de detalle. Todo ello, sin entrar a hablar de la crucial importancia de la calidad en la ejecución de obra.

 

Alberto Diego Cortés
ITeC
Evaluación técnica de productos y sistemas no estandarizados de protección contra el fuego