El último informe Euroconstruct publicado en junio preveía un fuerte impacto en la producción europea de construcción para el 2020, seguido de dos años de crecimiento más intenso que el habitual. Esta previsión se elaboró en un contexto muy excepcional, de manera que se ha creído prudente revisarla tan pronto como han llegado los primeros datos sobre la reapertura del sector.

La nueva revisión apunta hacia un 2020 menos dramático, con una caída de la producción más leve que la que se temía en junio. Por su parte, el rebote previsto para 2021 pierde intensidad respecto a la previsión original. Estos reajustes afectan a todos los subsectores, aunque es en la ingeniería civil donde se harán notar más.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la web de Euroconstruct se puede consultar un sumario con más detalles.